Será requerida una autorización para cancelaciones de facturas a partir del 1 de julio de este año