El SAT causa confusión con el uso correcto del método de pago